EL IMPERATIVO EN ESPAÑOL

En muchas ocasiones se incluyen en el paradigma del imperativo formas verbales que no pertenecen propiamente a él como es el caso de sujetos en tercera persona o en primera del plural. Sin embargo, esta cuestión despierta dudas y los autores no se ponen de acuerdo.

-> ¿Cuándo se da una orden a una segunda persona (que es la única en la que se conjuga el modo imperativo, tanto en singular como en plural y, además, incluye también el ustedeo) qué formas se tienen que usar?

  1. Las propias del imperativo si estamos ante una oración afirmativa.

¡Canta! (tú)

¡Escuche! (usted)

¡Venid! (vosotros)

¡Esperen! (ustedes)

  1. Las de subjuntivo si la oración es negativa.

¡No cantes! (tú) [No diríamos: *¡no canta!].

¡No escuche! (usted) [en este caso coincide la forma de imperativo en afirmativo (escuche) con la del presente de subjuntivo (escuche). No obstante, consideramos en este caso que la forma empleada es la de subjuntivo].

¡No vengáis! (vosotros) [No diríamos: *¡no venid!].

¡No esperen! (ustedes) [Sucede lo mismo que en el segundo ejemplo].

 

Como ya hemos visto, las formas del imperativo de la segunda persona del plural presentan la desinencia verbal –d (venid, comed, pintad, estudiad, saltad, conducid…), pero cuando a esta forma de imperativo se le añade un pronombre enclítico (repasad los stories sobre el loísmo y laísmo), las formas del imperativo de la segunda persona del plural omiten esa –d (veníos …). La única excepción a esta regla la constituye el verbo ir pronominal, es decir, irse, ya que aquí sí se conserva la –d- intervocálica (idos [vosotros]).

¿Siempre que damos una orden hemos de hacerlo empleando el imperativo?

La respuesta corta es “sí”. La respuesta larga es que sí pero en un caso se podría usar el infinitivo con valor de imperativo cuando nos dirigimos a una segunda persona en singular o en plural si y solo si (recalco: si y solo si) este infinitivo va precedido de la preposición a . Por otra parte, este uso es propio de la lengua coloquial.

¡A comer!

Niños, ¡a jugar!

 

SIGNOS DE EXCLAMACIÓN Y DE INTERROGACIÓN

Los signos exclamativos e interrogativos representan la entonación exclamativa e interrogativa, respectivamente, en la escritura. Tanto el signo de apertura como el de cierre son obligatorios al comienzo y al final de un enunciado exclamativo e interrogativo.

  • ¿Cuándo escribimos estos signos?

Al lado de las palabras por las que comienza o finaliza el enunciado exclamativo o interrogativo puesto que estos signos (¿? ¡!) delimitan tales enunciados. Por eso, cuando el inicio de la pregunta o de la exclamación no se corresponde con el principio del enunciado, los signos interrogativos o exclamativos se situarían donde comience la pregunta o exclamación y con minúscula la palabra que sigue a tales signos:

Buenas tardes, ¿me puede indicar cómo se llama esta calle?

* ¿Buenas tardes, me puede indicar cómo se llama esta calle?

Si te encuentras con él hoy, ¡felicítalo de mi parte!

Si no te responde, ¿qué vas a decir?

  • ¿Qué sucede cuando tenemos vocativos u oraciones dependientes de otra principal?

Si ocupan el primer lugar del enunciado se escriben fuera de la pregunta o de la exclamación, pero si van al final, se consideran incluidos en ellas:

Edurne, ¿cómo se llamaba tu hermano?

¿Cómo se llamaba tu hermano, Edurne?

  • ¿Y si escribimos seguidas varias preguntas o exclamaciones breves?

Estas se podrían considerar oraciones independientes o también partes de un mismo enunciado. Si tomamos la primera opción, cada oración interrogativa o exclamativa se iniciará con mayúscula:

¿Dónde vive? ¿Quiénes son sus compañeros de piso? ¿Hasta cuándo estará viviendo en Logroño?

En el segundo caso, las preguntas o exclamaciones se separan por coma o punto y coma y solo se iniciará con mayúscula la primera de ellas:

Cuando empecé a hablar con Clara esta me preguntó: ¿Dónde vive?, ¿quiénes son sus compañeros de piso?, ¿hasta cuándo estará viviendo en Logroño?

  • ¿Qué signos de puntuación está permitido situar tras los signos de exclamación e interrogación de cierre?

Todos a excepción del punto ya que el signo interrogativo o exclamativo de cierre equivale al punto final. La palabra que sigue habría de escribirse con mayúscula. Ejemplo:

*¿Sabes qué me ha pasado?. Aunque, bueno, no te va a sorprender.

¿Sabes qué me ha pasado? Aunque, bueno, no te va a sorprender.

 

¡ATENCIÓN!

  1. Cuando la exclamación está formada por elementos duplicados o triplicados debería escribirse de la forma que sigue:

¡Ja, ja, ja!

  1. Has de saber que en ocasiones se escriben signos de cierre entre paréntesis. ¿Qué indica esto? Duda o sorpresa y, en muchos casos, ironía también.

Ejemplos:

Después de ocho exámenes prácticos de conducir por fin ha conseguido aprobar el noveno (!): indica sorpresa e ironía.

  1. Si la oración tiene sentido interrogativo y exclamativo simultáneamente podrían combinarse ambos signos.

¿Serás capaz de contar tal historieta!

  1. En obras literarias se podrían encontrar seguidos dos o tres signos de exclamación únicamente para expresar un mayor énfasis en la entonación exclamativa.
  2. También se pueden emplear los signos de exclamación para indicar que una determinada fecha es dudosa. Ejemplo:

“El Cantar de Mio Cid es una obra anónima. Los especialistas creen que fue escrita por Per Abbat en ¿1207? (…)” (extraído de Cantar de Mio Cid, Centro Virtual Cervantes [CVC])

¡Feliz semana!

B.©

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s